Crea concursos en redes sociales y aumenta tu base de datos

El email marketing es uno de los recursos más utilizados para fidelizar y convertir a clientes. Enviarles correos electrónicos es una medida siempre eficiente y necesaria para cualquier empresa. Con una eficacia tan confirmada, el problema del email marketing no está en la efectividad, sino en la capacidad o la incapacidad de conseguir una base de datos seria y eficiente. ¿Cómo se puede conseguir esta base de datos de forma natural y menos invasiva? Organizar concursos en las redes sociales es una buena alternativa.

 

Idoneidad de organizar un concurso en las redes sociales

A estas alturas ya sabemos que, si un negocio se resiste a usar las redes sociales para promocionarse, habrá decidido apostar por el fracaso. El alto porcentaje de usuarios que visitan sus perfiles en las redes sociales es infinitamente mayor que el que visita las páginas web. De hecho, se trata de recibir una especie de listado de noticias provenientes de aquellas personas, grupos musicales o empresas que siguen de forma voluntaria. Este es el espacio en el que hay que actuar de forma inteligente.

Nos explicamos. Si enviamos un mensaje vendedor hablando de precios y características técnicas, nadie se registrará en una landing page. Si la misma persona ve una fotografía atractiva, una información completa del premio que recibirá y, además, se le indica que solo tiene que darle a "me gusta" y enviar su dirección de correo electrónico en una landing, estaremos consiguiendo aumentar la base de datos de nuestros clientes potenciales.

Además, serán ellos mismos los que han decidido entrar en ella. Luego habrá que cuidar el tipo de email marketing que se les envía, pero el primer objetivo ya está conseguido.

Idoneidad de los concursos

Posibles ideas para organizar un concurso en las redes sociales

La imaginación al poder, que se suele decir, aunque siempre viene bien una pequeña ayuda. Sobre esta base, quizás sea más sencillo crear ese concurso que consiga el antedicho objetivo en menos tiempo. Recordemos que en Facebook hay una serie de herramientas, como Agorapulse, que nos ayudarán a diseñar un concurso de calidad, con modernos gráficos y con todo lo necesario para ofrecer la mejor imagen posible.

1. Concurso de fotografía

Es de los más recurrentes y sigue funcionando. Cualquiera puede hacer una foto con su teléfono móvil y subirla a Facebook. En estos concursos es importante premiar la originalidad sin olvidarnos del sentido del humor. Propuestas como "la imagen más divertida con uno de nuestros productos" son tan apropiadas como efectivas a la hora de aumentar nuestras bases de datos.

 

2. Concurso de vídeo

Es otra versión del concurso anterior, pero con la salvedad de que hace falta más trabajo para presentar algo digno. El premio ha de estar a la altura de las circunstancias.

Concurso de vídeo

3. Sorteo

El clásico sorteo es, posiblemente, uno de los concursos más utilizados. Si el premio es aceptable y tiene cierto valor económico, lograremos aumentar nuestras bases de datos en muy poco tiempo. Existen diferentes herramientas como easypromo para poder realializarlo respetando una serie de bases legales.

 

4. Anécdotas o historias divertidas

En muchas ocasiones, las marcas necesitan conocer mejor a sus clientes. Resulta muy útil permitirles que cuenten cualquier anécdota relacionada con un producto en cuestión o, si gestionamos una agencia de viajes, con un destino determinado. El cliente redactará lo que estime oportuno sintiéndose libre a la hora de exponer todo tipo de detalles. Nosotros tendremos a otro destinatario en nuestras bases de datos para futuras campañas de email marketing.

 

5. Cuestionario sobre las últimas campañas publicitarias

Este concurso no solo nos ayudará a lograr los objetivos ya glosados, también nos permitirá conocer si nuestra publicidad es, o no, útil. Podemos hacer una serie de preguntas sobre el último producto o servicio que hemos publicitado y ofrecer un premio interesante. Dependiendo de las respuestas recibidas, conseguiremos saber qué corregir para lograr una mayor efectividad. Podemos usar surveymonkey o una landing concreta para conseguirlo.

 

6. Fomento de la creatividad

Si nuestra empresa es moderna y apuesta por la creatividad, no debemos de encorsetar a nuestra clientela potencial. Así, podemos proponer un concurso más amplio en el que se permita participar con una fotografía, un vídeo, un texto o lo que prefiera cada persona. Esta opción está relacionada con el neuromarketing, el cliente jamás se sentirá obligado a hacer algo concreto y nuestra reputación online mejorará sensiblemente.

Fomentar la creatividad

¿Y después del concurso?

Cuando hagamos la comparativa entre los destinatarios de email marketing que teníamos antes del concurso y después, podremos analizar el resultado del mismo. Es muy importante que gestionemos nuestras bases de datos de forma similar a la manera en la que hemos organizado el concurso en cuestión.

Es decir, si hemos dado una imagen fresca, joven, actualizada y distinta, no tiremos ese trabajo a la papelera enviando correos electrónicos anticuados, sin ofertas atractivas y con un texto de mala calidad. Es más, si nos basamos en las respuestas recibidas, podremos también afinar nuestra oferta comercial para adecuarla a esos nuevos clientes que han apostado, voluntariamente, por participar en nuestra propuesta.

El email marketing no puede caer en el error de ser inamovible y de no adaptarse a los clientes. Caer en las estructuras fijas, en enviar un texto con un estilo poco apropiado y, en definitiva, en seguir haciendo estas campañas como siempre, supondrá volver al punto de partida.

Es decir, el incremento de nuestras bases de datos no debe cogernos por sorpresa y no ha de ser un hecho ajeno a la renovación de los contenidos de nuestra página web. El concurso atraerá a más tráfico hacia nuestra página, que ha de estar a la altura de las circunstancias y ser acorde a los nuevos clientes.

¿No se trataba de conseguir este objetivo? ¿No era la idea hacer "algo" que aumentase los beneficios? Pues recordemos que, antes de actuar, hemos de cambiar todo lo necesario para asimilar este sensible aumento de clientela que tendremos. Es más, ¿y si la idea fuera hacer un concurso en el que nuestros clientes comenten qué les gusta más de nuestra nueva web? Así, será más sencillo comprender que una nueva etapa comercial comienza para nosotros. 

Hay que usar imaginación, no desestimar ninguna de las respuestas recibidas y recordar que las estructuras fijas solo llevan al desastre comercial. Nosotros nos ponemos a la entera y total disposición de quien lo necesite para ayudarle a conseguir los mejores objetivos de forma progresiva, natural e inteligente.

 

¿Listo para empezar? En Digitaleo te formamos y te asesoramos para que arrancar no sea dificil. Puede solicitar una demo online hoy mismo para conocer mejor como puedes aplicar lo que ya sabes a tu negocio.
 

 

Clémentine Blasco

Bilingüe y apasionada del marketing digital, estoy encargada de la producción de contenidos para Digitaleo. Trabajo en relación con el equipo comercial para proponer los contenidos que nuestros clientes y seguidores necesitan.