Los mejores consejos para tus newsletters

Gracias a su eficacia, simplicidad y costo, el correo electrónico es una de las herramientas más útiles para las empresas. Comunicar eficazmente con sus clientes y prospectos es primordial para optimizar el retorno sobre la inversión (ROI). En este contexto, las campañas emailing se vuelven clave. Aquí damos algunos consejos para optimizar emails y conseguir aumentar la rentabilidad.

Mejora la relación con tu cliente

El objetivo principal del correo que vas a enviar es mantener y mejorar la relación con el cliente. Es muy importante personalizar el contenido para conseguir que el cliente se sienta único. Para ello, añade campos variables relativos a la información de tus clientes, tales como el nombre del cliente o su fecha de nacimiento. De esta manera podrás felicitarle por su cumpleaños, recordarle las compras que efectuó durante su última visita a tu punto de venta y enviarle ofertas para que vuelva a visitarte pronto.

Aumenta el interés

Hay que pensar en la tasa de apertura de nuestra newsletter. Pero, ¿qué podemos hacer para aumentar el interés de nuestra clientela?

  • Personaliza el remitente, un nombre propio funciona más que el de una empresa.
  • Evita el noreply  y envía correos desde una dirección que pueda recibirlos.
  • breve y preciso con el tema que tratas, tu cliente debe saber de qué estás hablando.

Una vez que tu correo ha sido abierto, pasamos a la conversión. Para aumentar la tasa de clics, tu correo debe despertar el interés del lector: el mensaje debe ser atractivo y la promoción excelente. Intenta ser más exclusivo y ponle un límite de tiempo a tu oferta.

Cuida la frecuencia y la hora de envío de tus campañas

Si su campaña concierne una promoción o venta específica, envíala 1 o 2 días antes de la fecha de inicio. Procura enviar tus mensajes profesionales por la mañana y a particulares pasadas las 7 de la tarde.

La frecuencia de envío de mensajes es esencial. Tienes que encontrar un equilibrio entre informar al cliente y saturarlo. La frecuencia óptima de envío es de un correo al mes como mínimo y de uno por semana como máximo.