Los sms masivos en cabeza frente al RCS de Google

Una nueva plataforma de mensajería respaldada por Google vuelve a hacer su aparición. Con la intención de ser el sustituto de los SMS, los RCS ofrecen funciones mejoradas de los servicios de comunicación. Sin embargo, aún contando con el respaldo de uno de los grandes de la tecnología y afirme posicionarse como el primer competidor de herramientas como Whatsapp, el futuro de los RSC no es tan bello y prometedor como se podría pensar ni las campañas por sms masivos son el pasado.

 

RCS, ¿qué es?

Los Servicios de Comunicación Enriquecida o Rich Communication Services, por sus siglas en inglés, son una nueva generación de mensajería que propone el envío de mensajes multimedia (fotos de alta resolución, videos, etc.), así como compartir la localización con algún contacto y hasta crear grupos de conversación, como lo hacemos ahora con Whatsapp. La única diferencia es que no se necesita descargar una aplicación para su uso, pues esto se hará directamente desde el operador de telefonía móvil.

 


Algunas limitaciones de los RCS

Los RCS llevan años tratando de posicionarse en el mercado, siempre sin mucho éxito. Inclusive Google ha decidido participar en su desarrollo, poniendo a disposición la tecnología de Jibe, pero de acuerdo con la opinión de algunos expertos y con base en los últimos notificados de prensa de la GSM Association (asociación mundial de operadores móviles), éstos sólo están destinados a fracasar.

A continuación presentamos algunas de las limitaciones de los Rich Communication Services:

1. No hay una proposición de valor en los nuevos mensajes RCS: esta nueva plataforma ofrece las mismas funcionalidades que ya podemos encontrar en aplicaciones como Messenger o Whatsapp, las cuales utilizamos ya desde hace mucho tiempo y son compatibles con todos los operadores y teléfonos portables, a diferencia de los RCS, que no estarán disponibles para dispositivos de tecnología iOS (Apple).

2. Son otro canal para caer en SPAM: con la idea de una mejor comunicación entre consumidor y empresa, los RCS business buscan una mayor extensión del mensaje para los usuarios. Con esto, es evidente que cada compañía utilizará la herramienta para el envío de información publicitaria, provocando que nuestro móvil posea otro canal diferente al email para caer en spam.

 

Te puede interesar: Cómo evitar caer en SPAM en tus campañas de emailing

 

3. El usuario no tendrá la posibilidad de elegir: al ser manejado por los operadores de telefonía móvil, la plataforma de los mensajes RCS estará ya instalada en cada teléfono portable, lo que le impedirá al usuario elegir el medio de comunicación que querrá utilizar con sus contactos y terminará por “forzarlos”.

4. Una gratuidad que es más bien un espejismo: como se ha dicho anteriormente, la única diferencia es el canal de distribución: los operadores de telefonía móvil. Estos operadores dicen querer ofrecer el servicio de manera gratuita, para dar al cliente una mejor experiencia de comunicación por mensajes de texto, pero la verdad es que tarde o temprano los usuarios tendrán que pagar por los mensajes RCS enviados, pues el interés de los operadores es tener un beneficio económico por la prestación de sus servicios, y más aún cuando el contenido del mensaje es más grande.

 

 

¿Por qué los RCS no sustituirán SMS marketing ?

Aunque muchos piensen que los mensajes SMS están casi obsoletos, no hay que olvidar que éste es uno de los canales más utilizados por las empresas para comunicar con sus clientes. Su tasa de penetración es de casi 100 % y cerca de un 45 % de las campañas publicitarias por medio de mensajes SMS generan un ROI exitoso.

Por otro lado, los SMS lideran aún la tasa de apertura de mensajes recibidos durante los primeros 5 minutos: 95 %. Una cifra que no podemos ignorar si lo que buscamos es tener una buena comunicación con nuestros clientes o prospectos.

En síntesis, el futuro de los RCS es incierto y al parecer nada prometedor. Su aparición no contiene novedad y es claro que los usuarios no van a cambiar sus costumbres de comunicación, ni mucho menos pagar un precio suplementario por algo que ya pueden hacer a bajo costo y que está disponible para todos. Todo esto nos hace preguntar ¿para qué queremos los RCS si ya contamos con herramientas prácticas, compatibles, eficaces y de mayor uso como los SMS?


 

Mejores prácticas SMS

Adriana Casas

Descubriendo el mundo del Marketing Digital después de una larga carrera en contabilidad y finanzas, me uno al equipo marketing de Digitaleo para combinar experiencia y pasión, con el fin de crear contenido destinado a nuestros prospectos y clientes.