Tasa de apertura: como afecta a tu email marketing

Las campañas de email marketing están entre las acciones más efectivas de marketing online. La capacidad de los correos electrónicos para alcanzar a los clientes potenciales está, incluso, por encima de otras herramientas como, por ejemplo, las redes sociales. La tasa de apertura es el índice que indica el número de personas que han sido alcanzadas por un mensaje de correo enviado.

A continuación, explicamos qué es la tasa de apertura, cómo se calcula, cuál es la media general de una campaña y en qué afecta a la efectividad de la misma. Por último, indicamos qué factores influyen en una mayor tasa de apertura.

 

 

Definición

La tasa de apertura indica el tanto por ciento de personas alcanzadas por el mensaje enviado en un correo electrónico. Pero hay más detalles a considerar. Una definición correcta de este concepto incluye dos importantes requisitos:

  • El receptor descarga las imágenes que acompañan al correo, ya sea en el panel de vista previa o en una nueva pestaña.
  • El receptor pincha en alguno de los enlaces adjuntos del correo electrónico.

Definición tasa de apertura

Cómo se calcula la tasa de apertura

Los proveedores de servicios de correo electrónico, como Gmail, Yahoo o Outlook, calculan la tasa de apertura dividiendo el número de personas que abren el correo electrónico entre el número de correos electrónicos enviados que llegaron al destinatario y multiplicando la cifra resultante por cien.

Es decir, el proveedor de correo contabiliza la cifra de correos electrónicos enviados en una campaña de email marketing (destinatarios). De ella, resta los correos electrónicos que, por alguna razón, no han alcanzado la bandeja de entrada del destinatario (spam).

De los correos que han alcanzado su destino, se contabilizan los que han sido abiertos conforme a alguno de los dos requisitos expuestos anteriormente (descargar imágenes o pinchar en un enlace). A continuación, divide el número de correos abiertos, entre el número de correos que han llegado a los destinatarios y acaba multiplicando esa cantidad por cien.

Regla para calcular la tasa de apertura

Los correos electrónicos que no se entregan no se pueden abrir, por lo que este número no está incluido en el porcentaje de tasa de apertura.

Dado que el marketing por correo electrónico B2B ha sido el canal de marketing más popular durante varios años y que el número promedio de correos electrónicos promocionales enviados sigue aumentando, se podría pensar que la tasa de apertura está decreciendo.

Sin embargo, no es así. Excepto por una caída en las tasas de apertura de correo electrónico que tuvo lugar entre los años 2013 y 2014, este índice se ha mantenido muy estable desde 2006. Esto significa que el correo electrónico sigue siendo un poderoso canal de comercialización que puede utilizarse para comunicar con los clientes reales o potenciales.

 

Media general de la tasa de apertura

Uno de los indicadores más fiables para saber si una campaña de email marketing está siendo efectiva es la tasa de apertura. El porcentaje varía según la incidencia de varios factores, como el número de destinatarios que usan el correo electrónico, la cantidad de direcciones de correo válidas en el directorio de destinatarios, el número de destinatarios que descargan las imágenes adjuntas o el número de ellos que pinchan en un enlace.

Conseguir porcentajes cercanos al noventa o cien por cien en una tasa de apertura resulta prácticamente imposible, teniendo en cuenta que una tasa de apertura promedio muy satisfactoria ronda el veinte por ciento.

Si una campaña de email marketing consigue, por ejemplo, un porcentaje igual o superior al treinta por ciento de tasa de apertura, significa que el nivel de efectividad es excelente. Aun así, lo más habitual es conseguir porcentajes inferiores, con cifras distintas dependiendo del tipo de suscriptores de los correos.
 

La tasa de apertura puede variar pero una cifra satisfactoria estará entre 15% y 20%.


La tasa de apertura, no obstante, debe ser solo orientativa y puede diferir ampliamente según el sector de actividad, negocio, localidad o población a la que se dirigen las campañas.

Media de la tasa de apertura

Factores que influyen en la tasa de apertura

Existen diferentes factores que influyen en la tasa de apertura. De media, es probable que más del 80% de los emails no sean leídos en el espacio de tiempo en el que pueden ser efectivos, por eso, conocer los factores es importante para gestionar el éxito de una campaña.

· Bases de datos de correo electrónico bien elaborados. Las listas de destinatarios deben estar compuestas por personas que han solicitado expresamente recibirlo.

· Actualización constante de los directorios de correo electrónico. Cuando se comprueba que determinados destinatarios no abren los correos, resulta más efectivo eliminarlos de los listados.

· Un asunto del email efectivo: en una frase, captaremos la atención del receptor y en segundo este decidirá si abre o no el email.

· Remitente atrayente: otro de los elementos que, aunque parece insignificante, puede variar el resultado de la campaña.

· Día y hora. el día y la hora de envío juegan un papel decisivo en la respuesta del suscriptor. Por ejemplo, los lunes a primera hora o el viernes por la tarde no serán los mejores momentos para realizar comunicaciones comerciales B2B

· Cuidar la forma y el mensaje: el lugar en la bandeja de entrada en el que llega el mensaje es importante a la hora de conseguir una buena apertura.

Factores que influyen la tasa de apertura

Cómo aumentar la tasa de apertura

Algunos consejos para conseguir aumentar la tasa de apertura son:

 

Realiza un trabajo previo

Realizar una buena segmentación de la base de datos: Para impactar a la persona adecuada, es necesario conocer las características que justifican su pertenencia a la base de datos. Desde edad, zona de compra, intereses, etc., todos los factores son buenos para realizar una comunicación personalizada por grupos de interés.

 

Cuida la primera impresión

  1. Redactar un buen asunto del correo, que sea llamativo e invite a la apertura. La mayoría de estudios cifran en ocho el número de palabras idóneo para un asunto que sea atractivo. Te contamos más en el siguiente artículo sobre las técnicas para crear un buen asunto

  2. Personaliza el nombre del remitente: indica quién envía el email. Es recomendable usar o bien el nombre de la marca o bien el nombre de una persona que trabaja en la empresa. Además, por cada base de datos se podrá ofrecer un elemento que le aporte confianza. Por ejemplo, si la base de datos está segmentada en función a una zona geográfica, podremos variar el nombre de la empresa para este fin. Una estructura podrá ser similar a: (nombre de la empresa)+(ciudad). Otros ejemplos: Ainara de Digitaleo  / Ventas de Digitaleo / Digitaleo Marketing.

  3. Personaliza la vista previa del contenido del email: en la mayoría de las bandejas de recepción, se puede ver una línea resumen del email. Esto influye notablemente en la apertura del email. Normalmente se trata de la primera línea que escribimos a la hora de crear un email.

  4. Elije la hora perfecta en la que tus remitentes estarán más receptivos. Diferentes estudios señalan que el martes en una hora que ronda las 12 del mediodía es el momento en que más personas son proclives a abrir los correos electrónicos. Pero esto varía ampliamente en función de muchos factores como son el tipo de comunicación, el sector, si es B2B o B2C, etc. Para conocer la hora a la que nuestros receptores estarán más receptivos, se deberán de realizar test en diferentes horas y en diferentes campañas con el mismo objetivo

  5. Personalizar la línea del asunto con el nombre del destinatario. Hay programas de email marketing como Digitaleo que facilitan esta opción.

  6. Cuida el mensaje y la estructura visual: Puede parecer que el contenido del email es un elemento que nada afecta a la apertura simplemente porque no sea posible verlo sin abrirlo, pero no es así. Existe un último factor que puede influir en la apertura y es el lugar dentro de la bandeja de entrada en el que llegue. El elemento más claro será no caer en SPAM. De hacerlo, además de los problemas técnicos, habremos perdido la oportunidad de que nuestra campaña emailing sea abierta.    Descubre nuestro artículo sobre qué es el SPAM y cómo evitar hacerlo

ejemplo de efecto de la tasa de apertura

La tasa de apertura de una campaña de email marketing nos ayuda a entender su efectividad y saber si son necesarios cambios. Saber redactar un correo, optimizarlo para móviles, enviarlo el día y la hora más adecuados y personalizarlo para el destinatario son algunas de las claves para conseguir que el mensaje llegue a los clientes reales y potenciales. Si bien este porcentaje deberá de usarse como KPI para saber la efectividad del diseño y segmentación de nuestro email. La manera de aumentar el porcentaje recidirá principalmente en realizar numerosos test variando cada vez un solo factor para poder así, conseguir mejorar la calidad del email marketing

 

analizar resultados campañas email

Clémentine Blasco

Bilingüe y apasionada del marketing digital, estoy encargada de la producción de contenidos para Digitaleo. Trabajo en relación con el equipo comercial para proponer los contenidos que nuestros clientes y seguidores necesitan.